Estados Unidos y Cuba tratan inmigración

EE.UU. y Cuba iniciaron una ronda de conversaciones el miércoles en Washington sobre migración, uno de los pocos diálogos abiertos entre ambos países que carecen de relaciones diplomáticas desde 1961.
 
Las conversaciones buscan combatir la migración ilegal y facilitar la legal. Las reuniones tienen lugar cada seis meses. En la ronda de enero también se discutieron temas de seguridad en la aviación, fraudes en documentos consulares y protocolos de búsqueda y rescate en el mar.
 
Se calcula que de dos millones de cubanos que viven en el extranjero, 1,5 millones viven en EE.UU.
 
En 2013, EE.UU. recibió el 27,4% de los más de 226.800 migrantes de la isla.
 
Las reuniones periódicas estaban suspendidas desde 2011, cuando Cuba condenó al subcontratista estadounidense Alan Gross a 15 años de prisión por haberlo hallado en posesión de equipos de comunicación restringidos para instalar redes de internet en la isla. 
 
Las conversaciones se reanudaron dos años después.
 
El Departamento de Estado de EE.UU. dijo en un comunicado que estas conversaciones no indican un cambio en la política de Washington hacia Cuba.
 
La base de este diálogo radica en los acuerdos de 1994 y 1995 entre EE.UU. y Cuba por los cuales se comprometieron a mantener una inmigración "segura, legal y ordenada", y a revisar regularmente la implementación de estos pactos. 
 
"En nuestras interacciones con los cubanos, EE.UU. habitualmente reitera su interés en la detención de Alan Gross, la mala situación de los derechos humanos en Cuba y los prófugos de la justicia estadounidense", agregó el comunicado.
 
Con información de Voz de América. 
 

Comments