Cómo reconocer y denunciar el maltrato de niños y ancianos

El maltrato de niños y ancianos es un grave problema que afecta la vida de muchas personas. Una de las maneras más importantes para proteger a las víctimas de estos maltratos es asegurándose de que reciban la ayuda necesaria y reportando los casos a las autoridades.

El Gobierno ofrece información que le ayudará a reconocer los diferentes tipos de maltrato y qué hacer si conoce o sospecha de alguna víctima.

Maltrato infantil

Los niños que sufren de maltratos físicos o emocionales suelen presentar problemas de comportamiento y desarrollo social. Los maltratos en su mayoría provienen de sus propios padres o de un cuidador y pueden presentarse de las siguientes maneras:

  • Maltrato físico: un niño que presenta heridas visibles como quemaduras, mordidas, moretones y fracturas o se siente atemorizado cuando un adulto se le acerca, podría ser víctima de maltrato físico.
  • Abuso sexual: las víctimas de abuso sexual son forzadas a tener relaciones sexuales o reciben caricias inapropiadas por parte de un adulto. El sentirse incómodos al cambiarse de ropa puede ser una señal de que están siendo abusados.
  • Abuso emocional: un niño que sufre de abuso emocional es a menudo expuesto a vergüenzas y humillaciones públicas o privadas. También podría presentar cambios en su conducta y actuar de forma violenta.
  • Abandono o negligencia: en casos de abandono el niño muestra signos de descuido en cuanto a higiene personal, vestimenta y problemas de salud debido a una mala alimentación.

Si conoce o sospecha de que algún niño es víctima de maltrato o abuso y puede estar en peligro llame de inmediato al 911. Para reportar un caso de maltrato en niños llame a la línea de asistencia directa de National Child Abuse al 1-800-422-4453 (solicite un representante que hable español). ChildWelfare.gov también ofrece información acerca de cómo realizar una denuncia y otros recursos para ayudar a las víctimas.

Maltrato en ancianos

El maltrato de un anciano puede ocurrir en un asilo o hasta en su propio hogar, y el agresor suele ser algún conocido o la persona encargada de cuidarlo. Existen varios tipos de maltrato que pueden tener un impacto negativo en la salud física y mental de la persona.

  • Maltrato físico: al igual que en el caso de maltrato físico en niños, los ancianos reciben golpes u otras señales de agresión y en ocasiones actúan intimidados o atemorizados.
  • Abuso sexual: los ancianos que son víctimas de abuso sexual podrían volverse personas retraídas.
  • Abuso emocional: en este caso la víctima sufre de humillación y trato irrespetuoso y muchas veces se siente inútil e inferior y puede sufrir de depresión.
  • Negligencia: un anciano muestra señales de abandono cuando el cuidador no se ocupa de ayudarlo con su higiene personal, alimentación, vestimenta y medicamentos.
  • Abuso financiero: los ancianos a menudo son blancos de fraude financiero. Esto suele suceder cuando alguien le roba el dinero de su jubilación o de su Seguro Social.

Si conoce o sospecha de que algún anciano es víctima de maltrato o abuso y puede estar en peligro llame de inmediato al 911. Para reportar un caso de maltrato de ancianos llame a la línea gratuita de Eldercare marcando el 1-800-677-1116 (diga “español” para recibir asistencia en su idioma) o visite el siguiente folleto informativo (formato PDF) para obtener más información acerca de cómo ayudar a las víctimas.

Fuente: Contenido Latino.

Print this article Back to Top

Comments