Las nuevas etiquetas alimentarias de la FDA se enfocarían en las calorías y el contenido de azúcar

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. propuso formalmente el jueves actualizar las etiquetas de "datos nutricionales" de los productos alimenticios para reflejar mejor los hábitos alimentarios y las inquietudes de salud actuales de los estadounidenses.

Los puntos destacados incluyen que las nuevas etiquetas reemplazarían los tamaños de porciones obsoletos, resaltarían el contenido calórico y llamarían la atención sobre los "azúcares añadidos".

La Primera Dama Michelle Obama dijo el jueves que las familias de EE. UU. se beneficiarán de la reforma propuesta de las etiquetas, que la FDA reveló por primera vez el mes pasado.

"Nuestro principio orientador es muy sencillo: que usted, como padre y consumidor, debe poder ir al supermercado, elegir un artículo y poder saber si es bueno o no para su familia", señaló Obama en un comunicado de prensa de la FDA. "Esto es importante, y hará una gran diferencia para las familias de todo el país".

Las etiquetas nutricionales se introdujeron hace dos décadas, y la FDA dice que la ciencia y las recomendaciones que subyacen a esas etiquetas han cambiado desde entonces. Las revisiones propuestas toman en cuenta el conocimiento actual sobre el vínculo entre la dieta y las enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y las afecciones cardiacas.

"El objetivo del panel de nutrición es respaldar a los consumidores para que elijan dietas sanas según las Directrices Dietéticas para los Estadounidenses", señaló en una conferencia de prensa el martes por la tarde Michael Taylor, subcomisionado de alimentos y medicina veterinaria de la FDA. "También es importante que las etiquetas se mantengan actualizadas", añadió.

Taylor dijo que confía en que la industria alimentaria apoye los cambios en las etiquetas de los productos. "Creo que este proceso y el método que estamos usando tienen un respaldo amplio", dijo.

Los puntos más importantes de la propuesta incluyen:

  • El contenido calórico y los tamaños de las porciones aparecerían con una mayor prominencia para ayudar a abordar la obesidad, "uno de los problemas de salud pública más importantes al que se enfrenta la nación", comentó Taylor. "La cantidad y la forma en que las personas comen y beben ha cambiado desde que se instituyeron los tamaños de las porciones por primera vez en 1994", según la agencia. Además, los alimentos que se pueden consumir de una sentada presentarían información sobre las calorías y la nutrición para el paquete completo.

  • Las etiquetas tendrían que mostrar la cantidad de "azúcares añadidos" en un producto alimenticio para ayudar a las personas a distinguir entre los azúcares naturales que se hallan en la fruta y en la leche, por ejemplo, y los azúcares agregados de forma arbitraria. Los estadounidenses consumen demasiado azúcar y deben reducir su ingesta, según las Directrices Dietéticas para los Estadounidenses de 2010.

  • El potasio y la vitamina D, unos nutrientes que ayudan a evitar la hipertensión y la pérdida ósea, respectivamente, se mencionarían en las etiquetas. Los fabricantes de alimentos también podrían incluir las vitaminas A y C, pero ya no estarán obligados a hacerlo.

  • Los "valores diarios" de varios nutrientes, como la sal, la fibra dietética y la vitamina D se revisarían. Esos valores se usan para calcular el "porcentaje diario" en la etiqueta, que ayuda a los consumidores a comprender la información nutricional en el contexto de una dieta diaria total, según la FDA.

  • La "grasa total", la "grasa saturada" y la "grasa trans" permanecerían en las etiquetas, pero no las "calorías de la grasa". Ahora se sabe que el tipo de grasa es más importante que la cantidad.

Los expertos en obesidad se alegraron de la actualización propuesta.

"El día de hoy es una gran victoria para los consumidores", aseguró la Dra. Genna McCollum, presidenta de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics) y dietista registrada. "Los cambios anunciados hoy se han retrasado mucho. Ha habido muchas investigaciones nuevas sobre el uso de las etiquetas alimentarias de parte de los consumidores, las enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y las afecciones cardiovasculares, y cómo los nutrientes específicos afectan a nuestra salud".

"Al mismo tiempo, el panel de datos nutricionales tiene más de 20 años y no refleja el ambiente alimenticio actual ni la investigación científica reciente. Los consumidores desean información que puedan usar para elegir opciones saludables", añadió.

Chris Ochner, profesor asistente de pediatría del Hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, dijo que el énfasis esperado sobre las calorías y unos tamaños realistas para las porciones son cambios muy necesarios.

"Sin duda alguna, el número de calorías es lo más importante a lo que un individuo puede prestarle atención cuando se trata de la dieta", enfatizó.

Los estadounidenses cada vez están más conscientes de la salud, y mencionar unas porciones de tamaños realistas les ayudará a practicar una buena nutrición, agregó Ochner. Actualmente, los fabricantes pueden mencionar los datos de nutrición para unos tamaños de porción que son mucho más pequeñas que lo que las personas típicamente consumen, señaló.

"Por ejemplo, una botella de refresco de 20 onzas (59 centilitros) contiene 2.5 porciones, aunque por lo general los individuos se toman una entera de una sentada. Hasta ahora, se les proveía información nutricional para menos de la mitad de lo que consumen típicamente", explicó Ochner.

La incorporación del "azúcar añadido" a las etiquetas alimentarias debe ayudar a las personas a darse cuenta de la cantidad de azúcar que consume, planteó. La cantidad diaria recomendada de azúcar para las mujeres es de 6 cucharaditas, apuntó, y anotó que una lata de refresco regular de 12 onzas (35 centilitros) contiene 8 cucharaditas de azúcar añadido.

La FDA aceptará comentarios públicos sobre las revisiones propuestas durante 90 días. No se sabe cuándo entraría en vigencia la nueva ley del etiquetado, si es aprobada.

Más información

Para más información sobre una alimentación saludable, visite el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Print this article Back to Top

Comments