El secuestrador de Cleveland era amigo de la familia de una de sus víctimas

Ariel Castro ayudó en la búsqueda de Gina de Jesús

CLEVELAND, Ohio - Familiares y amigos del secuestrado que durante una década las mantuvo cautivas a tres chicas en Cleveland afirman que ayudó en la búsqueda de una de las víctimas.

Gina de Jesús de 14 años desapareció mientras regresaba caminando de la escuela a su casa, Años después de su rapto Ariel Castro distribuyó volantes con la foto de la menor y tocó música en un acto de recaudación de fondos en su honor.

Testigos dicen que hace un año vecinos se reunieron para una vigilia con velas en recuerdo de la adolescente y afirman que Castro asistió e incluso consoló a la madre de la desaparecida.

Castro, de 52 años —al igual que todos los demás en el barrio muy unido y compuesto mayormente por puertorriqueños— parecía acongojado por la desaparición de Gina de Jesús en 2004 y otras adolescentes que tampoco regresaron a sus casas el año anterior.

Ariel castro y sus hermanos - Pedro, de 54 años y Onil, de 50, fueron arrestados tras la frenética llamada al número de emergencias 911 hecha por Amanda Berry una de las víctimas y la cual llevó a la Policía hasta su casa deteriorada, donde las autoridades dicen que estuvieron cautivas las tres desaparecidas desde hace una década.

La presentación de cargos estaba prevista hoy para los tres hermanos nacidos en Puerto Rico y quienes podrían comparecer pronto ante un tribunal.

Amanda Berry, de 27 años; Michelle Knight, de 32; y De Jesús, de 23; aparentemente permanecieron secuestradas en esa casa propiedad de Ariel Castro, sus hermanos no vivían en la residencia

Berry desapareció a los 16 años el 21 de abril del 2003, cuando llamó a su hermana para decirle que alguien la iba a llevar a casa en un vehículo desde su trabajo.

DeJesus desapareció a los 14 años cuando se dirigía a la escuela, un año después en 2004. Ambas fueron halladas a pocos kilómetros del lugar de donde desaparecieron. 

Knight tenía 21 años cuando fue vista por última vez en 2002 y fue la primera en desaparecer del trío de víctimas.

Los agentes también hallaron en la casa una niña de 6 años, que se cree es hija de Berry, dijo el subjefe policial Ed Tomba. No precisó quién podría ser el padre.

Las mujeres se reunieron con sus familiares y regresaron a sus hogares el miércoles, pero fueron mantenidas lejos de los medios de comunicación.

Los padres de Gina de Jesús, Felix de Jesús y Nancy Ruíz alzaron los brazos en señal de triunfo y agradecieron a las autoridades y a la comunidad por toda la ayuda que recibieron durante todos estos años.

La Policía no dijo cómo fue que fueron secuestradas las mujeres ni la forma en que fueron escondidas en el barrio. Los investigadores tampoco precisaron si ellas estaban en sitios restringidos dentro de la casa o si fueron agredidas sexualmente. Encontraron cadenas por lo que se sospecha estuvieron encadenadas.

Un hijo de Ariel Castro, Anthony Castro, dijo en una entrevista con el diario Daily Mail de Londres que habla con su padre apenas unas pocas veces al año y que rara vez lo veía en su casa. Dijo que en su última visita, hace dos semanas, su padre no lo dejó entrar.

"La casa siempre estaba cerrada", dijo. "Había lugares a los que nunca podíamos ir. Había candados en las puertas al sótano, candados en el ático y candados en el garaje".

El FBI investiga qué pasó con una cuarta desaparecida, Ashley Summers de 14 años desapareció en julio de 2007. Las autoridades tratan de determinar si Castro tuvo que ver en su desaparición

 

Print this article Back to Top

Comments